Llamado del Gobierno a una ‘tregua nacional’ es respondido con nuevas protestas en Perú

Llamado del Gobierno a una ‘tregua nacional’ es respondido con nuevas protestas en Perú
Llamado del Gobierno a una ‘tregua nacional’ es respondido con nuevas protestas en Perú
----

Lima se convirtió este martes en un intercambio masivo de perdigones, gases lacrimógenos, piedras, palos y pintura. La policía lo sospechaba y por eso el martes tenían 6.800 agentes custodiando el centro de la capital, foco principal de las movilizaciones. Aquí se encuentra el palacio presidencial, el Congreso, la sede de la justicia y otras instituciones en las que los manifestantes peruanos ya no creen. Desde la madrugada, además, un grupo de tanquetas reforzó la avenida Abancay, una de las principales arterias de la ciudad.

A mediodía, la presidenta, Dina Boluarte, pidió una “tregua nacional” y pidió disculpas a los familiares de las 50 personas fallecidas desde que estallaron las protestas tras el fallido autogolpe de Pedro Castillo el pasado martes 7 de diciembre. Sin embargo, al mismo tiempo, Boluarte señaló que las protestas son “incitadas por grupos radicales que tienen una agenda política y económica basada en el narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando”. Sus palabras fueron recibidas con más protestas. Bajo el lema “Universitarios de todo el Perú, unidos”, diversos grupos de estudiantes de universidades públicas del interior del país se dieron cita en la Plaza Dos de Mayo a las cuatro de la tarde con las bases de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y los reservistas de las Fuerzas Armadas. Después de animarse unos a otros tocando zampoñas y tambores, la protesta marchó hacia el Congreso. Durante toda la tarde y hasta el anochecer se produjeron enfrentamientos en los barrios de Puno, Lampa y Miroquesada, así como en la Avenida Emancipación y la Plaza San Martín.

A diferencia de días anteriores, esta vez la policía reprimió con más dureza a los manifestantes. Prueba de ello son los impactos de bala, heridas en las piernas y hasta en el rostro. Aún no se puede especificar el número de personas afectadas. Pero entre los heridos hay periodistas (Ernesto Benavides de la agencia AFP y Sebastián Castañeda de Reuters), manifestantes, menores de edad, enfermeros voluntarios y policías. “Aquí, allá, ya pasó el miedo”, se decían para animarse. El bloque de universitarios se instaló frente al Palacio de Justicia para lanzar sus arengas.

Pero no tardaron en ser expulsados ​​del Paseo de los Héroes Navales por la neblina tóxica de gases lacrimógenos. El contingente policial ganó terreno y los condujo al Parque Neptuno junto al Centro Cívico, un conocido centro comercial. Los enfrentamientos se extendieron por la avenida Wilson frente a la clínica internacional. En parte de la protesta, cientos de personas quedaron atrapadas en el fragmento de Lampa, ya que los oficiales liberaron gases tóxicos en ambos extremos de la calle, dejándolos sin posibilidad de escapar. Otro momento crítico fue cuando una bomba lacrimógena quedó atrapada en un edificio en el cruce de Lampa y Puno. Había desesperación ya que podría incendiar el inmueble, como le sucedió el viernes pasado a una casa antigua.

La mañana inició con una movilización simbólica en la urbanización San Isidro, con delegaciones del pueblo aymara de Puno y del pueblo quechua de Canchis, Cusco. Luego de marchar por algunas avenidas, organizaron un plantón frente a la Confederación Nacional de Establecimientos Empresariales Privados (CONFIEP). En horas de la tarde, la presidenta Dina Boluarte brindó una conferencia de prensa, donde lanzó una lamentable frase que alimentó aún más el enojo de la gente: “Puno no es Perú”. Pero no solamente. A lo largo del día, un contingente militar se desplazó desde la región de Moquegua hacia Puno. Exactamente al centro de la ciudad de Laraqueri, en el distrito de Pichacani. Se supone que hay unos 400 soldados. Se teme, con razón, que la represión no sea más intensa.

En medio de esta convulsa jornada, donde la cuerda del gobierno sigue tendida, la Fiscalía Nacional ha abierto una investigación preliminar contra el ministro del Interior, Vicente Romero, por ser el presunto autor del delito de omisión de actos funcionales a en perjuicio del Estado, debido al operativo policial en el campus de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos que culminó con la detención de 193 personas, quienes no encontraron armas de fuego.

----

Únete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

suscribir

Hasta el último informe de la Defensoría del Pueblo, el día del pico de protestas en la capital hubo cortes de ruta, paros y movilizaciones en 39 provincias, lo que equivale al 19,9% del total de provincias del país. Este miércoles, Boluarte deberá dar explicaciones ante la Comisión Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sigue toda la actualidad internacional en Facebook Gorjeoo en nuestro boletín semanal.

- llamamiento gobierno nacional tregua huelgas noticias protestas Perú Internacional

Llamado del Gobierno una tregua nacional respondido con nuevas protestas Perú

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

----

NEXT Rusia convierte a Bajmut en una “ruina total”